SABO SRL – ROBERTO NUTI GROUP

SABO SRL – ROBERTO NUTI GROUP 2017-05-22T10:36:47+00:00

Historia de Roberto Nuti Group

En los años cincuenta, nuestro fundador, Roberto Nuti, todavía muy joven, dejó el taller de bicicletas que su padre Arnolfo tenía en La Spezia, en la costa ligur, y se trasladó a Milán. Allí comenzó a trabajar como representante de accesorios para el Fiat 500, llamado «Topolino». Eran los años de la reconstrucción e Italia, devastada por la guerra, empezaba a recuperarse.

Después de trasladarse a Bolonia, para seguir trabajando como representante de recambios de automóvil, Roberto Nuti abrió, junto a un socio que ya trabajaba en el sector, una pequeña empresa de distribución de recambios para camiones.
Al cabo de un tiempo, el socio dejó la empresa y el joven Roberto decidió comprarle su parte y continuar solo. Más tarde, Roberto Nuti empezó a comercializar artículos que encargaba a valientes artesanos. Desde el inicio, el joven empresario se concentró en suspensiones, frenos y direcciones. Eran productos que elaboraba con mucho esmero y que promocionaba con un simple pero eficaz catálogo, ejemplo de una especial atención por el cliente que, todavía hoy, caracteriza el trabajo diario de ROBERTO NUTI Spa, fundada en 1962.

En los años setenta se empezaron a fabricar los amortiguadores SABO, acrónimo de «Shock Absorber Bologna».

A mitad de los años ochenta, se consolidó la distribución en exclusiva de marcas afirmadas, todas elegidas por su indiscutible calidad. En el mismo periodo, se incorporó a la empresa el hijo de Roberto, Massimo, que actualmente es el director general de la sociedad. Durante el crecimiento económico de los años ochenta, muchas pequeñas empresas de subproveedores intentaron crecer, distribuyendo ellos mismos sus productos, con lo cual aumentó la competencia. Massimo, que por aquel entonces se había convertido en director comercial, propuso a su padre una solución para hacer frente a los cambios del mercado: dejar en el catálogo solo los artículos comercializados en exclusiva y concentrar los esfuerzos en los amortiguadores SABO. El hecho de completar la gama y la excelente calidad alcanzada por los productos SABO representaron una auténtica revolución comercial gracias a la cual la empresa creció y adquirió esa fuerte identidad que, todavía hoy, la distingue a nivel internacional.

A lo largo de los años noventa, la producción de amortiguadores SABO se empezó a hacer internamente tras comprar una planta de producción en Vicchio del Mugello (Toscana). También se decidió afrontar con determinación los mercados extranjeros, buscando, en cada país, a los mejores distribuidores especializados en recambios de vehículos industriales. El cambio fue evidente: ROBERTO NUTI Spa ya no era solo una estructura comercial sino que se había convertido, definitivamente, en un fabricante y estaba dispuesto a enfrentarse al mercado mundial. En esa misma década, tras trabajar fuera de la empresa, también Elisabetta Nuti, hermana de Massimo, se incorporó a la empresa y, actualmente, es la responsable financiera.

A principios de los dos mil se empezó a construir la actual sede central, que se inauguró en la zona industrial de Castel Guelfo en Bolonia.

Al inicio de 2009 se constituyó la Sabo Hema Automotive Ltd: una joint venture entre ROBERTO NUTI Spa y el grupo indio Hema Engineering Industries Ltd. El 13 de enero de 2010 se inauguró el establecimiento de Gurgaon, cerca de Nueva Delhi. Allí, actualmente se producen los amortiguadores dedicados, sobre todo, al mercado interno indio y también a los mercados del resto de Asia y de Oriente Medio.

En 2010, con la compra de MUPO Srl se entró en el mundo de las dos ruedas. También en 2010 se presentó un nuevo e importante producto de la marca Sabo: el muelle neumático Sabo Airspring.

El medio siglo de vida de la empresa lo hemos alcanzado mirando siempre adelante. El éxito de las elecciones de estos años nos ha llevado a invertir todavía más en la gama de productos de la marca Sabo. Así, hemos lanzado la producción de cabezales y tirantes para la dirección y las suspensiones. Una historia completamente italiana, que continúa..